El centro para ser feliz

Posted on Actualizado enn

Cierto día, cierto mercader que vendía diversas variedades de animales, logro convencer a un transeúnte que cruzaba por ahí, de comprarle un perico. El hombre pregunto al mercader el perico habla, a lo cual el mercader respondió, “si el perico habla y lo hace todas las mañanas después de levantarse. El hombre contesta, esta bien entonces me lo llevo, Cuanto cuesta? 100 pesos, responde el mercader. El hombre se va feliz a sabiendas que su nuevo perico habla todos los días por las mañanas.

Pero al siguiente día regresa el hombre a la tienda del vendedor y le dice, usted me engaño, el perico, no habla; a lo que le vendedor contesta, el perico al levantarse picotea la campana?; Que campana? Responde el hombre; si… acaso cuando usted se levanta para irse a trabajar no tiene un aparato que suena y lo despierta y le dice que ya es hora de ir a trabajar?, dijo el vendedor; y cuanto cuesta esta campana? pregunto el hombre; solo le cuesta 100 pesos dice el vendedor; esta bien me la llevo, contesto el hombre.

Pasa otro día y el hombre esta de regreso en la tienda del vendedor, y le dice, oiga! eso de la campana no funciona porque sigue sin abrir el pico; el mercader tranquilamente le responde, Después de que toca la campana el perico sube y baja la escalera?; el hombre responde, Cual escalera? Yo no tengo ninguna escalera en la jaula; el mercader le responde,  si acaso cuando usted se levanta no hace ejercicio antes de irse a trabajar; el hombre contesta no pues si y cuanto cuesta la escalera? El vendedor contesta solo 200 pesos. Responde el hombre, esta bien me la llevo con tal de que mi perico hable.

Pasan dos días, y el hombre regresa una vez mas a la tienda, ya un poco enojado y con cara de pocos amigos, y le dice al vendedor, usted si que me estafó y me engaño, el perico sigue sin decir palabra; el vendedor con toda tranquilidad le contesta, El perico después de subir y bajar las escaleras se ve en el espejo?; a lo que contesta el hombre indignado, Cual espejo? Si acaso usted no se ve al espejo todas las mañanas y se dice que bien me veo; Contesta el hombre, no pues si, pero eso que tiene que ver con mi perico? A lo que el vendedor contesta, tiene que ver mucho, pues, el perico también quiere levantar su autoestima y sentirse bien antes de comenzar a hablar; Entonces el hombre dice, esta bien y cuanto cuesta el espejo? El vendedor responde, hay de varios precios pero yo le recomiendo este que le cuesta 400 pesos pues no distorsiona la imagen como los otros y el perico se podrá ver en el perfectamente; Responde el hombre, esta bien, me lo llevo, y se va del atienda.

Pasan 3 dias y el hombre regresa triste a la tienda, a lo cual, el vendedor lo ve y le pregunta, Que le pasa? el perico sigue sin hablar?, El hombre contesta diciendo, no el perico se murió y estoy muy triste; El vendedor contesta, Y se murió sin decir palabra alguna; El hombre contesta diciendo, no si hablo antes de morirse, me miro a los ojos y me dijo, Que tu no me piensas dar de comer?

Una historia muy simple pero a la vez con un mensaje muy serio, cuantas veces nos damos a nosotros mismos y a los que nos rodean también, campanas, escalerillas y espejos, pero jamas nos damos lo que mas necesitamos amor.

El amor es el centro para ser feliz, cuantas veces pregonamos chismes, malas noticias, angustias y muchas otras cosas mas, a nuestros semejantes, pero jamas nos recordamos de expresar ese amor, ese amor que sentimos por cada uno de ellos. Se nos olvida que el amor existe y que, es el centro para ser feliz.

Pero también la mayoria de nosotros nos damos lujosas campanillas, escalerillas y espejos, como regalos, pero se nos olvida alimentarnos el alma y el corazon con valores y amor.

No crees que en lugar de alimentarnos con mensajes contradictorios de campanas, escaleras y espejos, deberíamos preocuparnos mas por alimentar nuestro corazón y nuestra alma con amor? pues ya sabemos que el amor es el centro para ser feliz. 

Para obtener máximos beneficios de este articulo que acaba de leer, tendrá que eliminar ciertos hábitos que no lo dejan ser feliz como usted lo desea, como por ejemplo:

Evitar las conversaciones negativas de otras personas, y se tiene que escucharlas, solo entienda que es la persona que lo esta diciendo quien tiene el problema y no usted.

Evitar ver noticias, la mayoría de los noticiarios pasan cosas o casos que solo nos enferman y nos hacen creer en la mente que todo debe de ser así.

Busque a aquellas personas que tienen una gran sonrisa en la cara. pregúnteles como es que se mantienen de esa manera? Porque siempre sonríen? o lo que usted crea que le pueda ayudar.

Siga estos sencillos pasos y vera como su centro para ser feliz se ira haciendo cada vez mas y mas grande. “El amor, el centro para ser feliz” Por favor dejeme su comentario (segmento d edicado a mi hernmna Lourdes, TQM hermana)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s